IGLESIA DE DIOS EN MEXICO A.R.
TEMPLO ADRIEL

Nuestra féla biblia

Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, escrita por inspiración divina, por lo tanto, es infalible, veraz, permanente y única regla de fe (1 Pedro 1.25; 2 Pedro 1.19-21, 2 Timoteo 3.15-17, Mateo 24.35). Creemos que en ella se encuentra revelado el Plan de Salvación y la voluntad de Dios para con el hombre (Juan 17.3). Creemos que la Biblia no es de interpretación particular, y exclusivamente la iglesia de Dios puede comprenderla, interpretarla y enseñarla de manera correcta (2 Pedro 1.20; 3.16).

nuestra fédios el padre


Creemos que Dios el Padre es la suprema deidad del universo, y que toda la creación le alaba (1 Corintios 8.6; Juan 20.17; Job 38.7). Creemos en Él como ha sido revelado por Su Hijo y como Él mismo se ha manifestado en la Creación (Juan 1.18; Salmos 19.1). Creemos que por Su naturaleza, el Padre es: Eterno (Sin principio ni fin), Omnipotente, veraz, Justo, Santo, Perfecto, Amor e Invisible a la naturaleza humana (Salmos 45.6; Lucas 1.37; Romanos 3.4; Apocalipsis 16.5; 4.8; Mateo 5.48; 1 Juan 4.8; 4.12). Creemos que ha derramado de Su santo Espíritu entre los creyentes para guiarlos, enseñarlos, redargüirlos y producir frutos en ellos, y sellarlos para la resurrección de vida eterna (Hechos 2.17; Juan 16.13; 14.26; 16.7, 8; Gálatas 5.22, 23; Efesios 1.13, 14; 4.30). Creemos que Dios es un ser moral, haciendo distinción entre el bien y el mal (Génesis 3.22; Proverbios 6.16-19).

NUESTRA FÉJesucristo el Hijo de Dios

Creemos que Jesucristo es el Hijo Unigénito de Dios y que debemos poner nuestra fe en él y creer en Él como lo presentan las Escrituras. Creemos que el Hijo fue engendrado por el Padre antes de la creación; que es de la misma esencia del Padre, la imagen de Su sustancia y el resplandor de Su gloria (Colosenses 1.15; Juan 1.1; Hebreos 1.3). Creemos que el Hijo es el ejecutor de la creación de Dios, que la sustenta con Su Palabra y que ha de renovarla al final de los tiempos (Colosenses 1.16; Hebreos 1.3, Hechos 3.19-21). Creemos que el Hijo es quien se manifestó al pueblo de Israel como su Dios y que también es el Mesías prometido (Isaías 43.1-3; 1 Corintios 10.4; Isaías 7.14; 9.6, 7; Juan 1.41). Creemos que el Hijo fue enviado al mundo para salvación del hombre, creemos que para venir al mundo se despojó de su divinidad y se hizo carne, que fue engendrado por el poder de Dios en una virgen llamada Miriam (Miriam), de quien nació según la carne (Juan 3.16; 8.42; Filipenses 2.6, 7; 1 Juan 4.2, 3; Lucas 1.34, 35; Gálatas 4.4). Creemos que como hombre, el Hijo vivió en santidad, que nunca se halló en Él maldad ni mentira; creemos quecomo niño estuvo sujeto a sus padres, que como judío obserbó la ley de Moisés y que como humano logró la perfección, dándonos ejemplo (1 Pedro 2.21-23; Lucas 2.51; Gálatas 4.4, Efesios 4.13). Creemos que el Hijo, conforme a las Escrituras, murió un día miércoles 14 de Nisán; creemos que fue colocado en la tumba antes de ponerse el sol de aquel día, en la víspera de la Pascua de los judíos; que permaneció en la tumba tres días y tres noches, como una prueba de su mesianidad, creemos que resucitó un día sábado antes de ocultarse el sol (1 Corintios 15.3; Daniel 9.27; Juan 19.31, 42; Mateo 12.38-40, Mateo 28.1-6). Creemos que después de su resurrección, el Hijo tiene la misma gloria de la cual gozó junto con el Padre desde antes de la fundación del mundo; creemos que en su naturaleza divina ascendió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre y que es nuestro intercesor ante Él (Juan 17.5; Filipenses 2.9-11, Colosenses 2.9, Hebreos 10.12; Romanos 8.34).